Latinoamericanos pelean por liderar banco de desarrollo golpeado por escándalo – Es de Latino News

Latinoamericanos pelean por liderar banco de desarrollo golpeado por escándalo – Es de Latino News

Después de una década de crecimiento casi nulo y los estragos causados ​​por la pandemia en los niveles de educación y pobreza, se puede decir que América Latina nunca ha necesitado más de su principal banco de desarrollo.

Sin embargo, el primer desafío para el nuevo presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, que será elegido el domingo por los 48 países accionistas del banco, será reconstruir la moral destrozada de la organización tras la destitución de su anterior líder.

El candidato de la era Trump, Mauricio Claver-Carone, fue despedido por los gobernadores del banco con sede en Washington en septiembre. Esto siguió a una investigación que concluyó que él tuvo una relación sexual con una subordinada y la recompensó con aumentos salariales por un total de más del 45 por ciento en menos de un año. Claver-Carone y la mujer negaron la relación.

Michael Shifter, investigador principal del Diálogo Interamericano en Washington, señaló que el banco de desarrollo más grande de América Latina, que arregló más de $23 mil millones en financiamiento el año pasado, enfrentó desafíos agudos. La inseguridad alimentaria y energética corría el riesgo de exacerbar los niveles ya elevados de descontento social.

“El nuevo titular del BID deberá tener una comprensión sólida de estos temas y una idea clara de cómo abordarlos”, dijo. “Pero lo que podría decirse que es aún más importante es un hábil toque político que será vital para movilizar el apoyo para asegurar un aumento de capital muy necesario y para restaurar la integridad y la equidad para levantar un personal sacudido”.

Compitiendo por el puesto hay cinco candidatos. Tres provienen de las economías más grandes de la región, Brasil, México y Argentina, mientras que Chile y Trinidad y Tobago también presentaron candidatos.

México nominó al vicegobernador saliente de su banco central, Gerardo Esquivel, respetado tecnócrata y ex académico © WILL OLIVER/EPA-EFE/Shutterstock

El mayor accionista del banco es EE. UU. Dado que Washington tiene el 30 por ciento del poder de voto, el apoyo de EE. UU. generalmente se considera esencial. Los siguientes mayores accionistas son Brasil y Argentina con un 11,35 por ciento cada uno.

Sin embargo, después de la debacle de Claver-Carone, el primer estadounidense en ocupar un puesto tradicionalmente reservado para un latinoamericano, EE. UU. ha sido tímido con respecto a sus preferencias. Los funcionarios han dicho que sin un candidato propio esta vez, Washington quiere que América Latina se una detrás de una elección de consenso.

En cambio, los principales países de la región están compitiendo de frente entre sí. No hay un claro favorito y muy pocos países expresan abiertamente sus preferencias de cara a las elecciones del domingo.

Los dos favoritos, según quienes siguen el proceso, son el brasileño Ilan Goldfajn y el chileno Nicolás Eyzaguirre. Goldfajn, exjefe del banco central de Brasil y un respetado economista, actualmente está de licencia de su cargo como director del Hemisferio Occidental del FMI para postularse para un cargo en el BID.

Además de los desafíos inmediatos de recursos humanos, “esto debe ser un banco basado en evidencia y datos, que observe cuándo los proyectos son efectivos”, dijo Goldfajn al Financial Times. “Hay que mirar los números. Me gustan los datos, me gusta mirar la evidencia”.

Sus principales prioridades son utilizar la potencia del banco para combatir la pobreza, la inseguridad alimentaria, el cambio climático y mejorar la infraestructura financiera de la región.

Goldfajn sería el primer presidente del BID de Brasil, pero su país de origen aún puede arrebatarle la derrota de las fauces de la victoria. Miembros clave del equipo del presidente electo de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva se han quejado de que Goldfajn fue nominado por el gobierno saliente de extrema derecha de Jair Bolsonaro y han pedido que se posponga la elección del BID para permitir que Lula nomine a su propio candidato. una solicitud rechazada por otros países.

Goldfajn se presenta como una opción tecnocrática y apolítica, pero la falta de apoyo de su futuro gobierno puede perjudicar sus posibilidades.

A la espera de pasar por el medio está el chileno Eyzaguirre. Exministro de Finanzas que también se desempeñó como jefe del Hemisferio Occidental del FMI y trabajó en el banco central de Chile, tiene la experiencia para el cargo y está más alineado políticamente con los gobiernos de izquierda entrantes de la región.

Al igual que Goldfajn, Eyzaguirre destaca la necesidad de levantar la moral bancaria y mejorar la efectividad de los préstamos. “Chile es un país que ha avanzado mucho en los últimos 40 años pero no utiliza muchos recursos del BID”, dijo al FT. “Es un corredor de confianza imparcial”. Eyzaguirre cree que su experiencia de haber ocupado diferentes cargos ministeriales en Chile es una buena base para la necesaria negociación y construcción de consensos en el BID.

México nominó al vicegobernador saliente de su banco central, Gerardo Esquivel. Esquivel es un tecnócrata respetado y ex académico, pero carece de la experiencia internacional y el perfil de sus rivales brasileños y chilenos. Puede verse perjudicado por su nombramiento al final del día y su relativa falta de experiencia gerencial. Esquivel no respondió a las solicitudes para discutir su candidatura.

La argentina Cecilia Todesca, Secretaria de Relaciones Económicas Internacionales del Ministerio de Relaciones Exteriores, aspira a convertirse en la primera mujer en ocupar la presidencia permanente del BID. En declaraciones al Financial Times desde Washington, donde ha estado reuniendo apoyo, Todesca dijo que en el centro de sus planes se encuentra un programa para priorizar la “economía del cuidado”.

El canciller argentino, Santiago Cafiero, a la izquierda, y la secretaria de Asuntos Internacionales, Cecilia Todesca, asisten a una cumbre del bloque comercial Mercosur en Luque, Paraguay, en julio. © AP

“La desigualdad de género es un factor importante detrás de la falta de desarrollo social que vemos”, dijo, “y el papel principal del banco es ayudar en el desarrollo social”.

Todesca destinaría fondos del BID para ayudar a mejorar el cuidado confiable de niños y ancianos, para que las mujeres puedan “reintegrarse a la fuerza laboral” y establecer mejores condiciones para las trabajadoras domésticas. “Argentina decidió poner adelante a una mujer, eso es valioso para la región”, agregó.

También está nominado Gerard Johnson de Trinidad y Tobago, exjefe de la sección del Caribe del BID que ahora trabaja como consultor del gobierno de Jamaica. El Caribe nunca ha tenido un presidente del BID, pero el poder de voto limitado de la región hace que esta opción sea poco probable. Los esfuerzos para contactar a Johnson no tuvieron éxito.

Para asegurar el puesto, un candidato debe obtener más del 50 por ciento de los votos de los 48 estados miembros y una mayoría de al menos 15 de los estados miembros del Hemisferio Occidental.

Leer Más: Latinoamericanos luchan por liderar banco de desarrollo golpeado por escándalo

Esta nota es parte de la red de Wepolis y fué publicada por Corresponsal Europa News el 2022-11-18 17:12:13 en:

Link a la nota original

Palabras clave:
#Latinoamericanos #pelean #por #liderar #banco #desarrollo #golpeado #por #escándalo #Latino #News

About the author

Pretium lorem primis senectus habitasse lectus donec ultricies tortor adipiscing fusce morbi volutpat pellentesque consectetur risus molestie curae malesuada. Dignissim lacus convallis massa mauris enim mattis magnis senectus montes mollis phasellus.