lo mejor y lo peor para ti – Es de Latino News

Hablar de cámaras de móviles se volvió mucho más complicado hace casi una década, cuando las marcas empezaron a utilizar cámaras múltiples, es decir, con varios sensores.

Por un momento, pareció que el número de lentes crecía tanto que nunca pararía. Se lanzaron móviles comerciales con 6 cámaras en total, e incluso un modelo especializado con… ¡12 sensores!

Pero en los últimos años empieza a imponerse la moderación en el diseño de las cámaras de los smartphones, ya que se está produciendo el proceso inverso: Los móviles actuales tienen menos lentes de imagen que sus predecesores.

¿Por qué necesitas tener tantas cámaras en tu móvil?

Según datos de la firma de análisis de mercado Counterpoint Research, el pico en cuanto a número de cámaras en los smartphones se alcanzó entre 2020 y 2021 pero la tendencia de los dos últimos años es a la baja.

Actualmente, cerca de la mitad de los móviles lanzados al mercado cuentan con cámaras traseras con dos o menos sensores. De ellos, la gran mayoría son configuraciones duales, como las presentes en los iPhone 15 estándar pero también en terminales de gama media y de entrada.

Pero esto no siempre ha sido así. Los teléfonos inteligentes con cámaras duales o solo un sensor trasero estaban cayendo en desgracia apenas tres años antes. En 2021 tocaron su punto más bajo, y estuvieron presentes en alrededor de 1 de cada 3 móviles anunciados, limitándose únicamente a las gamas bajas, a excepción del iPhone y poco más.

Investigación de contrapunto

El diseño de cámara trasera más común en la actualidad es triple. Está presente en alrededor del 50% de los lanzamientos hasta noviembre de 2023, según datos ilustrados por Counterpoint.

Los modelos Pro de Apple, como el iPhone 15 Pro, cuentan desde hace 5 generaciones con cámaras triples, que también están presentes en el Samsung Galaxy S24, y que aparecen tanto en la gama media como en la alta.

Aunque las cámaras triples ya eran muy habituales en 2020, solo estuvieron presentes en poco más de un tercio de los lanzamientos.

Quizás el segmento en el que más se nota el cambio de tendencia sea el de las cuatro cámaras traseras. Alrededor de una cuarta parte de los móviles lanzados en 2020 optaron por estas configuraciones de cámaras, ya que no sólo fue la opción elegida en terminales de gama alta como el OnePlus 10T o el Huawei P40 Pro+, sino también en dispositivos de gama media como el Redmi Note 9 de Xiaomi.

Pero actualmente Las cámaras cuádruples se han convertido en una opción minoritaria y en menos del 10% de los móviles que se lanzaron en 2023 optaron por esta configuración. Aunque lo mantienen algunos buques insignia de muy alta gama como el Samsung Galaxy S24 Ultra, no es seguro decir que se esté convirtiendo en avis raras.

Las 2 razones por las que son malas noticias para ti

Antes que nada, permítanme empezar por el quid de la cuestión, es decir, lo malo: es cierto que hay algunas razones por las que no es una buena noticia que los móviles tengan menos cámaras que hace 3 años.

Primero, porque no es fácil renunciar a algo que se tenía si ya se había acostumbrado.

La gran virtud de las cámaras múltiples es el uso de sensores con diferentes tipos de ópticas: una cámara de ángulo principal, una ultra gran angular (para las tomas más amplias), un teleobjetivo (para hacer zoom), una macro (para detalles) y una de profundidad. lente (para desenfocar)…

Con menos lentes, la calidad se sacrifica inevitablemente en cierto tipo de condiciones y, por mucho que se suministren de otras formas, si te habías acostumbrado a un buen macro o a un muy buen zoom óptico, tus opciones en 2024 se reducen si quiero conservarlo. Y quizás tengas que actualizar a una gama mucho más cara y no te quede más remedio que decir adiós.

Y segundo, porque este recorte en las lentes de las cámaras no ha abaratado los smartphones de 2023, sino todo lo contrario, ya que el precio medio que pagan los consumidores españoles está en máximos históricos, según datos de analistas.

No todos los lentes que brillan son dorados: las 3 implicaciones positivas de tener menos cámaras

Pero no es tan malo que los móviles actuales ya no sufran esa fiebre de cámaras múltiples que se vivía hace unos años por otros motivos.

Y más cámaras no necesariamente producen mejores fotografías, ya que la calidad final de las tomas depende de muchos factores como la calidad del sensor, la capacidad de procesamiento del chip o la imagen y el software de la cámara utilizado.

Así lo demuestra el hecho de que los teléfonos de 2023 toman fotografías igual o mejor en la mayoría de los casos a pesar de tener menos lentes de cámara. ¿Por qué pasa esto y por qué les digo que es bueno?

Como hay menos demanda, actualmente los fabricantes de cámaras (Sony es el más importante pero hay muchos más) Venden menos lentes de cámara diferentes pero, en general, la mayoría son de mucha mejor calidad. eso hace 3 o 4 años.

Hace un tiempo era relativamente común encontrar móviles que ofrecían muy malos resultados, por ejemplo, en el ultra gran angular, con formas muy distorsionadas y colores alterados. Hoy en día eso no es tan común, aunque el problema no ha desaparecido del todo en algunos casos como en las cámaras macro.

Otra buena noticia es que en los últimos años ha habido una democratización de la fotografía computacional. Y es que cada vez hay más software detrás de las cámaras de los móviles de todo tipo.

Los complejos algoritmos de imagen que hace unos años sólo destacaban en unos pocos móviles de alto precio como el Pixel de Google, la serie P de Huawei o los iPhone, ahora están presentes en prácticamente todas las variantes de precio, incluidas las de gama media e incluso alta. . entrada.

Esto permite, por ejemplo, que el procesamiento permita el modo macro en teléfonos móviles que en realidad no tienen sensor macro, ahora posible a través del gran angular. Otra opción es el zoom, que puede funcionar recortando tomas más grandes, o en general mecanismos para eliminar el ruido o permitir una exposición más prolongada en modo nocturno.

La fotografía computacional actual se basa en funciones de inteligencia artificial que hacen posible la fotografía computacional. presente en cada vez más modelos de chips y fabricantes como Qualcomm, MediaTek y la empresa ya incluye unidades neuronales en procesadores baratos.

Y la tercera y última consecuencia positiva de la reducción de la cámara es que ahora se utilizan menos sensores redundantes y hardware inútil que antes se podían encontrar con relativa frecuencia.

Y esto es bueno por dos razones: la primera, y más obvia, es que se reduce el precio de fabricación de los teléfonos móviles; El segundo tiene que ver con el sostenibilidad, ya que no es necesario crear componentes que tuvieron poco efecto en las fotos finales o incluso que podrían empeorarlos por su baja calidad sólo por una decisión de marketing.

Esta nota es parte de la red de Wepolis y fué publicada por Oliver Roberts el 2024-02-12 06:32:44 en:

Link a la nota original

Palabras clave:
#mejor #peor #para #Latino #News

Leave a Comment